Para poder deducirte las amortizaciones de los activos de tu empresa, necesitas que estén debidamente registradas y contabilizadas. Si has trabajado con alguna asesoría que ha realizado tu contabilidad, te recomendamos que hables con ellos para que te informen exactamente de la amortización que tienes y, por tanto, de cuánto te puedes deducir este año.

Si ese fuera el caso, puedes marcar la casilla correspondiente al hacer el proceso con TaxDown e informarnos directamente de la cuota que te puedes deducir este año.

En caso contrario, te facilitaremos un excel muy sencillo para que puedas registrar directamente las amortizaciones que te puedas aplicar este año.

¿Encontró su respuesta?