El arbitraje es un proceso que consiste en comprar criptomonedas en un exchange a un bajo precio y venderlas en otro exchange con un precio más alto. Esto es posible gracias a que distintos exchanges tienen generalmente distintos precios para una misma criptomoneda. Esta situación de diferencial de precios es usada por los traders para obtener ganancias por sus inversiones usando el arbitraje.

Por otra parte, las actividades de staking y minting son distintas formas de validar transacciones con criptos, y se diferencian de la minería en que utilizan un método distinto de verificación llamado “Proof of Stake”, de forma que las transacciones se garantizan bloqueando cierta cantidad de criptos en vez de resolviendo algoritmos.

Ahora bien, ¿cómo deben declararse los beneficios obtenidos con estas operaciones?

Se trata de actividades bastante novedosas y Hacienda aún no se ha pronunciado sobre el tratamiento fiscal de ellas, pero en principio el mecanismo sería el siguiente:

Los beneficios del arbitraje se deben a comprar y vender criptos a precios distintos. Por tanto, en tu declaración de 2021 debes declarar todas las ventas que hayas realizado durante ese año, siendo la ganancia obtenida (o la pérdida) la diferencia entre el valor de venta y el de compra. En este artículo te explicamos cómo declarar las ventas con TaxDown.

Por otra parte, los beneficios del staking y minting se consideran “rentas del capital”, igual que, por ejemplo, los dividendos o intereses bancarios. Para declarar estas operaciones con TaxDown debes acudir al apartado de Inversión y finanzas e incluirlos como intereses de activos financieros.

¿Encontró su respuesta?