Los bonus consisten en recibir céntimos de una criptomoneda de manera gratuita por el hecho de poseerla. De forma similar, recibes airdrop cuando un proyecto basado en blockchain te regala criptos o tokens, ya sea por una estrategia de marketing, o simplemente para crear un ecosistema en torno dicho proyecto.

Los bonus y airdrops son rendimientos ganancias patrimoniales no derivadas de la transmisión de elementos. Para declarar estas operaciones con TaxDown debes acudir al apartado de Inversión y finanzas e incluirlos como \airdrop\

Por otra parte, cuando se produce una bifurcación o hard fork de una cadena de bloques, se reciben nuevas criptos o tokens creados por la nueva cadena. Estos conceptos probablemente te resultarán complicados de entender si no estás familiarizado con el mundo de las criptos, pero si inviertes en ellas te recomendamos que te informes a tope sobre el tema.

No obstante, el problema no reside solo en entender estas operaciones, sino en aclararse sobre cómo declararlas. De nuevo, Hacienda aún no se ha pronunciado de forma clara, pero en principio la tributación sería idéntica a la de los airdrop.

¿Encontró su respuesta?