En esos casos estás transmitiendo tus criptomonedas, pues te estás “deshaciendo” de ellas, por lo que tienes que declarar una ganancia o pérdida igual que cuando las vendes o permutas. De nuevo, la ganancia o pérdida se declara por la diferencia entre el valor de compra y el valor de transmisión de las cripto. Ahora bien, ¿cómo se calcula este último si no has vendido tus criptomonedas? Pues dependerá de la operación que hayas realizado:

Si has donado tus criptomonedas (es decir, las has entregado a cambio de nada), tomarás como “valor de transmisión” el valor de mercado de las cripto en el momento de la donación.

Si por el contrario las has utilizado para una compra, deberás utilizar el mayor de estos dos valores:

1\\. El valor de mercado del bien recibido y
2\\. El valor de mercado de las criptomonedas entregadas.

¿Encontró su respuesta?