Cuando obtienes un premio, el pagador del mismo, está obligado a retener una cantidad del mismo, e ingresarlo a cuenta de tu IRPF, esto supone que nunca obtengas el total de lo ganado en un concurso o en la propia lotería. Aún así, posteriormente, en tu declaración tendrás que pagar los restantes impuestos hasta alcanzar la totalidad de lo debido a Hacienda por ese premio.

Por esa razón, cuando obtienes un premio, Hacienda tiene conocimiento del mismo. Y viene precargado en tus datos fiscales.

Por ello es necesario que incluyas en tu declaración tus premios o ganancias derivadas de la lotería.

¿Encontró su respuesta?