Básicamente, intereses y gastos de financiación (de préstamos, aplazamientos de deudas tributarias, recargos de nuestros proveedores por atrasos en el pago, etc.).

¿Encontró su respuesta?