Si tienes personal contratado para tu actividad, también puedes deducirte los gastos en los que incurras por ello. Estos gastos deducibles son los siguientes:

\\- Sueldos y salarios.
-Cotizaciones a la Seguridad Social que corran a tu cargo.
\\- Indemnizaciones (por despido, jubilaciones anticipadas, etc.).
-Dietas y gastos por desplazamiento.
-Contribuciones a planes de pensiones, para cubrir contingencias análogas, o a planes de previsión social empresarial.
-Otros gastos de personal justificados (formaciones, primas por contratos de seguros de vida, cestas de Navidad, etc.)

Podrás incluir en el proceso con TaxDown cada tipo de gasto en la casilla correspondiente.

¿Encontró su respuesta?