Puedes deducirte el importe de los sueldos y salarios que hayas pagado a los empleados que tuvieras contratados en el desarrollo de tu actividad. En esta casilla te solicitaremos, exclusivamente, el importe del sueldo que les hayas pagado, ya que habrá otras casillas destinadas a otros posibles conceptos (pagos a la seguridad social, indemnizaciones, etc.)

¿Encontró su respuesta?