Puedes deducirte el 5% de los importes pagados para la adquisición o rehabilitación de tu vivienda durante 2021.

A esta cantidad no puedes añadir los posibles intereses derivados del préstamo para su financiación.

Los requisitos para aplicar esta deducción son los siguientes:
- Puedes aplicártela si en 2021 tenías 35 años o menos y compraste o rehabilitaste un inmueble que sea tu vivienda habitual.
- Además, tu base imponible general no puede ser superior a los 24.107,20€ y tu base del ahorro no puede superar los 1.800€, pero no te preocupes, TaxDown se encarga de estos cálculos.

Cabe destacar que no tiene que ser tu primera vivienda, y dicho importe puede haber sido destinado también a la rehabilitación.
Eso sí, deberás conservar justificante de los importes efectivamente pagados, es decir, no pueden haberse efectuado en efectivo.

¿Encontró su respuesta?