Si ha habido algunos días del año, aunque fueran unos pocos, en los que no has tenido inquilinos en la vivienda, tendrás que reportar esos días como vivienda vacía a efectos de imputación de rentas. Es decir, indicas que la vivienda ha tenido dos usos durante el año: alquiler y vivienda vacía, indicando las fechas que ha tenido cada uso.

¿Encontró su respuesta?