Según la ley, tu residencia fiscal es el lugar donde hayas vivido más de la mitad del año (6 meses). Si no has tenido una residencia fija, tu residencia fiscal será aquella donde tengas tu centro de intereses (tu trabajo).

Si has vivido en varias Comunidades Autónomas durante el 2021, tu residencia fiscal estará en aquella que hayas pasado más tiempo. Por ejemplo, si viviste 4 meses en Asturias, 3 meses en Valencia, 3 meses en Murcia y 2 meses en Guadalajara, tu residencia fiscal estará en Asturias, ya que residiste la mayor parte del tiempo ahí.

¿Encontró su respuesta?