Sí, podrás deducirte el 30% del importe invertido para obtener la certificación de la gestión forestal sostenible con un máximo de 1.000 euros.

Deberás disponer del justificante de la certificación y las inversiones hechas para su obtención.

¿Encontró su respuesta?