En Castilla y León hay una deducción por la adquisición de una vivienda de nueva construcción para residencia habitual que podrás aplicar el año en el que pagues el primer importe, y los cuatro años siguientes.

Por tanto, los requisitos para aplicar esta deducción son:
a) Que vivas en Castilla y León.
b) Que compres tu primera vivienda para que sea tu vivienda habitual.
c) La vivienda sea de nueva construcción.

El cálculo de esta deducción se hace de la siguiente manera: Se cogen los gastos que pueden incluirse de acuerdo a tu porcentaje de titularidad en la vivienda (amortización, intereses y seguro), y se suman. Si el importe es superior a 9.040€, cogeremos 9.040€, y si el importe es menor, cogeremos ese importe.

Al importe base, lo multiplicaremos por el porcentaje destinado a la adquisición de tu vivienda, y a ese resultado por el porcentaje del 7,5%. Esa será la cantidad que podremos aplicarnos en la deducción.\t

Los importes que puedes incluir en la deducción, si mi casa tiene una hipoteca son:

a) La amortización del préstamo hipotecario.
b) Los intereses pagados por el préstamo.
c) Los gastos del seguro de vida y de incendios, siempre y cuando los hayas tenido que contratar de forma obligatoria al contratar la hipoteca.

¿Encontró su respuesta?