Podrás incluir este gasto en tu declaración de la renta cuando alquiles o seas propietario de un inmueble en el cual desarrolles tu actividad.

Si es tu caso, sencillamente debes poner el total de gasto anual. Nosotros nos encargamos de deducir únicamente la parte correspondiente al porcentaje de afectación y al de propiedad del inmueble. Incluye, sin problemas, la cantidad anual total de este gasto.

¿Encontró su respuesta?