Desde el momento en que te das de alta como autónomo e inicias tu actividad, incurres en una serie de obligaciones que varían en función del tipo de actividad que realices y el régimen de estimación en el que te encuentres. Entre estas obligaciones destacan las siguientes:

- Obligación de emitir facturas.
- Obligación de llevar a cabo la contabilidad y registro de tus operaciones.
- Obligación de declarar a Hacienda por distintos conceptos y periodos.
- Obligación de pagar tus cuotas a la Seguridad Social.

Al presentar el modelo 036 de alta en Hacienda, informas del régimen de IVA y de IRPF que vas a utilizar, y esto determina en gran medida tus obligaciones para con Hacienda. No obstante, en caso de que optes por el alta previa al inicio de tu actividad, te recomendamos que no rellenes estos campos concretos en el modelo de alta, puesto que, de esa forma, podrás evitar tener bastantes obligaciones fiscales antes de iniciar tu actividad. Posteriormente, presentarás otro modelo 036 para modificar estos datos e informar de los regímenes de IRPF e IVA en cuestión.

¿Encontró su respuesta?