Si el resultado de tu declaración es a pagar, lo que tendrás que pagar de recargo (además del resultado de la declaración) dependerá de cuándo presentes la declaración:

1. Si la presentas entre el 1 de julio de este año y el 30 de junio del año que viene, tendrás que pagar lo que te salga en la declaración más un 1% por cada mes completo de retraso. Es decir, si por ejemplo presentas tu declaración el 15 de agosto, tendrás que pagar un 1% extra al resultado de tu declaración (si te salía a pagar 125,50€, tendrás que pagar 126,75€). Otro ejemplo, si la presentas el 5 de diciembre, tendrás que pagar un 5% extra (si te salía a pagar 125,50€, tendrás que pagar 131,78€).
2. Si la presentas después del 30 de junio del año que viene, tendrás que pagar lo que te salga en la declaración más el 15% del resultado de la declaración y más intereses de demora. Si el resultado de la declaración fuese de 320,3€ a pagar, tendrías que pagar 368,35€ más intereses de demora, que dependen de cuándo presentes la declaración.

Tanto si te sale a pagar como si te sale a devolver, la multa se recibe a parte de la declaración y se paga a parte también.

¿Encontró su respuesta?