Sí, podrás aplicarte una deducción del 20% de lo que pagues de alquiler con el límite de 600 euros.

La vivienda que alquilas debe ser tu residencia habitual y tu base liquidable, minorada en el mínimo personal y familiar, debe ser inferior a 22.946 euros en tributación individual y 31.485 en tributación conjunta.

Pero no te preocupes, TaxDown se encargará de realizar estos cálculos.

Debes tener en cuenta que esta deducción es incompatible con la de alquiler por jóvenes, mayores o discapacitados por la misma vivienda, por lo que tendrás que optar por una u otra en todo caso.

¿Encontró su respuesta?