Sí, podrás aplicarte una deducción del 30% de lo que pagues de guardería con el límite de 600 euros por cada hijo.

Deberás tener en cuenta que esta deducción es incompatible con la establecida para Cantabria de forma general, si bien esta es más beneficiosa.

Los requisitos para aplicarla son los siguientes:
- Los hijos deben ser menores de tres años
- Si otra persona tiene derecho a aplicarse la deducción por el mismo hijo, esta se prorrateará entre los dos
- Los pagos a la guardería deberán estar justificados, sin dar derecho a la deducción los efectuados en efectivo
- Tu base liquidable, minorada en el mínimo personal y familiar, debe ser inferior a 22.946 euros en tributación individual y 31.485 euros en conjunta

¿Encontró su respuesta?