El ITP es un impuesto que ha de pagarse/presentarse de manera obligatoria cuando firmas un contrato de alquiler. Además, es obligatorio para el inquilino, no para el casero.

Dependiendo de cuándo hayas firmado el contrato puedes tener algo que pagar o no, ya que en 2019 la Comunidad de Madrid lo dejó exento, es decir, tienes que presentar el modelo pero no tienes que pagar nada.

¿Encontró su respuesta?