Los tickets guardería es una parte de tu salario que está exento, es decir, ya tienen un tratamiento fiscal beneficioso. Este es el motivo por el que tienes que restar a lo que has pagado en guardería, lo que has recibido por tickets guardería. El resultado de esta diferencia es lo que podrás deducir.

Por ejemplo, si el precio de la guardería es de 300 € y tu empresa te paga 100 euros en concepto de ticket guardería, solo puedes incluir como gastos de guardería 200€.

¿Encontró su respuesta?