Has tenido que trabajar por cuenta ajena o propia o, en su caso, recibir prestación por desempleo o alguna pensión de la seguridad social.

¿Encontró su respuesta?