Podrás aplicarte la deducción cuando tengas algún hijo discapacitado por el que tengas derecho a incluirlo en tu declaración (que sea menor de 25 años o discapacitado, no obtenga rentas superiores a 8.000€ anuales o no haya presentado declaración con rentas superiores a 1.800€), siempre que hayas trabajado por cuenta propia o ajena o hayas estado cobrando la prestación por desempleo o alguna pensión abonada por la seguridad social.

¿Encontró su respuesta?