Efectivamente, existen dos tipos de deducciones del alquiler:

- La estatal. Solo se puede aplicar cuando el contrato de alquiler sea anterior a 2015. En concreto, sus requisitos son que:
- a) Vivas en la misma casa desde antes de 2015,
- b) Tu base imponible sea inferior a 24.107,2€ (lo controla TaxDown), y
- c) Alguno de los años anteriores a 2015 hayas tenido derecho a aplicar la deducción. Esto no significa que te la hayas aplicado, si no que con tener derecho, que es cumplir con los requisitos a) y b) anteriores, es suficiente).
- La autonómica. Dependerá de la Comunidad Autónoma su existencia y sus requisitos concretos.

Ambas deducciones son completamente compatibles. No obstante, tienes que cumplir los requisitos de cada una para poder aplicártelas.

Por lo tanto, el límite de la deducción estatal será que tu base imponible sea inferior a 24.107,2€. En TaxDown calculamos ese importe en función de todos tus ingresos para determinar si puedes aplicarte la deducción o no.

¿Qué pasa si se modifica el contrato de alquiler, pero sigo viviendo en la misma casa?

Podrás aplicar la deducción siempre y cuando se trate de la misma vivienda y se haya agotado el periodo de vigencia del contrato.

Hacienda también lo permite si se cambia de casero porque la casa se ha vendido o ha fallecido el propietario.

También permite seguir aplicando la deducción si tus compañeros de piso se han ido pero tú sigues en esa casa (los nuevos no pueden aplicársela, pero si vives desde antes de 2015 en esa casa sí que podrás).

Por último, también podrás aplicarte la deducción si te suben el alquiler, pero el contrato es el mismo y sigues viviendo en la misma casa.\t

¿Encontró su respuesta?