Si, la ganancia se tiene que declarar y, por tanto, tributa. En la práctica es extraño que en una venta de segunda mano genere beneficio salvo en casos excepcionales como la venta de un coche clásico.

Recuerda que, si obtienes una perdida no tienes que declarar nada a Hacienda y, por tanto, no se incluye en la declaración.

¿Encontró su respuesta?