Es pagar la cuota de colegiación del colegio de tu profesión.

Será un gasto deducible cuando la colegiación sea obligatoria para desempeñar tu trabajo; por ejemplo, los abogados que tienen que estar colegiados en el colegio de abogados para poder ejercer.

¿Encontró su respuesta?