Si has comprado o comenzado a rehabilitar tu vivienda habitual a partir del 1 de enero de 2021, puede que tengas derecho a deducirte el 15% de lo que hayas pagado en el año por dicha compra o rehabilitación. Para ello, la vivienda debe estar situada en una zona escasamente poblada y en un municipio con menos 5.000 habitantes.

¿Qué cantidades puedo incluir en la deducción? Pues son muchas y muy variadas:

- Si has comprado la vivienda, te podrás deducir los gastos relacionados con dicha compra que hayas soportado, la hipoteca, los intereses y demás gastos relacionados con la misma. Lo mismo si en lugar de comprar la vivienda la has construido o ampliado.

- Si has rehabilitado la vivienda, hablaremos del coste de la obra. Ahora bien, ¿qué se entiende por rehabilitación? Según la Ley, son las obras que tengan por objeto principal la reconstrucción de la vivienda mediante la consolidación y el tratamiento de las estructuras, fachadas o cubiertas, siempre que el coste de la obra exceda del 25% del valor de la vivienda (sin contar el valor del suelo).

La cantidad que puedes incluir para la deducción es, como máximo, 12.000€ al año (180.000€ en total por todos los años en que te la apliques) menos las subvenciones que hayas podido recibir de la Junta. Existen otros límites a estas cantidades si te aplicas la deducción por otra vivienda habitual nueva, si vendes tu vivienda o si te separas, pero en TaxDown te aclararemos todo lo necesario si nos preguntas por ello.

¿Encontró su respuesta?