Si hace menos de tres años que finalizaste tus estudios, vives en Asturias y empiezas a trabajar en esta comunidad, ya sea por cuenta propia o ajena, puede que tengas derecho a deducirte 2.000 euros en el año en que empiezas tu actividad, siempre que mantengas tu residencia habitual en Asturias durante los tres años siguientes desde la firma del contrato de trabajo o desde que te hayas dado de alta como autónomo.

También se exige que el trabajo que desarrolles sea especialmente cualificado.

¿Encontró su respuesta?