Cuando tu principal sueldo supera los 14.000 euros y las cantidades que recibes del segundo y demás pagadores exceden de 1.500 euros.

Por el contrario, si tus salarios totales superan los 22.000 euros, en todo caso estarás obligado a presentar declaración, y esta obligación no se debe a tener más de un pagador. Lo mismo ocurre cuando recibes otro tipo de rentas que superan los límites que te eximen de declarar. Por tanto, en estas situaciones no te podrías aplicar la deducción porque tu obligación de declarar se debe a otros motivos.

Pero no te preocupes, TaxDown se encargará de hacer los cálculos para saber la razón por la que estás obligado a declarar.

¿Encontró su respuesta?