Cuando vendes una casa, tienes obligación de presentar declaración siempre que hayas ganado más de 1.000€ o que hayas perdido más de 500€, independientemente del resto de cosas que hayas ingresado.

Ser nudo propietario no tiene diferencias en este aspecto, siempre que lo que hayas ganado/perdido sea mayor o inferior a los números anteriores, tendrás obligación de presentar declaración.

¿Encontró su respuesta?