Si, si tienes un hijo o ascendiente discapacitado con una discapacidad superior al 65% y cuidas de él puedes aplicarte una deducción de 300€ en tu declaración.

Para poder aplicártela tienes que vivir con la persona discapacitada. ¿Qué quiere decir esto? Que si tu hijo es discapacitado pero no tienes la custodia, ni lo puedes incluir en la declaración ni te puedes aplicar la deducción.

Lo mismo ocurre con los ascendientes: si tu madre tiene discapacidad, podrás incluirla en la declaración y beneficiarte de la deducción si ella no presenta declaración y gana menos de 8.000€, sino, aunque cuides de ella, como no puedes incluirla en la declaración no puedes aplicar la deducción.

Además, tu base imponible no debe superar los 27.000€, pero no te preocupes, TaxDown se encarga de este cálculo.

¿Encontró su respuesta?