Sí, en Castilla y León hay una deducción por ser discapacitado pero tienes que ser mayor de 65 años.

La deducción es de 656€ si tu discapacidad es superior al 65%, y de 300€ si tu discapacidad es superior al 33%.

Además de ser discapacitado, no puedes vivir en una residencia ni pública ni concertada.

Por último, pero debes cumplir que tu base imponible menos tus mínimos personales y familiares no sean superiores a 18.900€.

No te preocupes, en TaxDown hacemos este cálculo por ti.

¿Encontró su respuesta?