Existen dos tipos de unidad familiar: cuando hay matrimonio y cuando no lo hay.

Si estás casado: serán los cónyuges y los hijos menores de edad (o mayores si estuvieran incapacitados judicialmente)

Si no estás casado y tienes hijos: será un padre u otro, con el total de los hijos menores de edad que convivan contigo.

Podemos definir varios casos especiales:
- Si estás divorciado y tienes la custodia de tus hijos, tu unidad familiar serán tus hijos y tú.
- Si estás divorciado y no tienes la custodia de tus hijos, sólo estarás tú en tu unidad familiar (¡Recuerda que si no tienes la custodia no puedes incluir a tus hijos en la declaración!).

Por ejemplo, si vives con tu pareja, sin estar casados, y tenéis dos hijos. Tu unidad familiar estará formada por ti y por tus dos hijos. Mientras que la unidad familiar de tu pareja estará formada por él/ella y los dos hijos.

¿Encontró su respuesta?