Puedes aplicarte esta deducción si te has quedado viudo en 2021 o en los dos años anteriores: 2019 o 2020.

Esta deducción puedes aplicártela el año en que se produzca el fallecimiento de tu cónyuge y los dos siguientes.

Te puedes aplicar 150€, que se verán incrementados hasta los 300€ si tienes algún descendiente a tu cargo que puedas incluir en tu declaración.

¿Encontró su respuesta?