No es necesario tener el título en vigor. Resulta muy útil tenerlo, pero si no cuentas con él basta con que demuestres que te encuentras en alguno de los casos considerados como familia numerosa. Estos casos son los siguientes:

1. Tienes tres hijos (comunes o no comunes con tu cónyuge en caso de que estés casado).
2. Tienes dos hijos y al menos uno tiene una discapacidad superior al 33% o está incapacitado para trabajar.
3. Tienes dos hijos, estás casado y tanto tu cónyuge como tú tenéis una discapacidad superior al 33% o estáis incapacitados para trabajar.
4. Tienes dos hijos, estás casado y o bien tú o tu cónyuge tenéis una discapacidad superior al 65%.
5. Estás separado, tienes tres hijos y, aunque no convivas con los tres, todos dependen económicamente de ti.
6. Eres huérfano de padre y madre, convives con tus hermanos y existe dependencia económica entre vosotros.
7. Eres huérfano de padre y madre, convives con tu hermano, existe dependencia económica entre vosotros y al menos uno de vosotros dos tiene una discapacidad superior al 33%.

En cualquiera de los casos anteriores, debe cumplirse que todos los miembros de la familia conviváis, que tus hijos dependan económicamente de ti (y en su caso tu cónyuge) y que sean menores de 21 años o de 25 si aún están estudiando.

¿Encontró su respuesta?