Son las fundaciones legalmente reconocidas que rindan cuentas al órgano de protectorado correspondiente y las asociaciones declaradas de utilidad pública.

La distinción depende de los términos legales de la entidad, por eso, lo mejor es que pidas a la entidad a la que has donado un certificado para que te confirmen si están incorporadas dentro de las entidades que se benefician del incentivo fiscal pese a que no estén dentro de la Ley 49/2002.

Finalmente, podrás deducir el 10% de las cantidades donadas, sin que puedas superar el 10% de la base liquidable. No te preocupes, estos cálculos ya los hacemos nosotros.

¿Encontró su respuesta?