De forma práctica, una cuenta escrow es una cuenta de depósito en garantía con operativa limitada. Su finalidad es meramente instrumental. Nosotros y nuestro partner Kachit abriremos una cuenta donde se realizará la devolución de la declaración por parte de la Agencia Tributaria. La cuenta escrow estará registrada en IBERPAY y será administrada por nosotros y por nuestro partner Kachit. Esta cuenta, se cerrará inmediatamente cuando Hacienda haga la devolución y TaxDown recupere el dinero y no tendrá ningún coste para el cliente. En otras palabras, es completamente gratuita.

De forma teórica, una cuenta escrow, o también llamada fideicomiso o cuenta de depósito en custodia/garantía, es un mecanismo que se usa en una compraventa para asegurar que el pago llega al vendedor y que el producto o servicio llega al comprador.

¿Cómo funciona? El importe de la operación se entrega en primera instancia a una parte ajena al trato, llamada agente escrow, en lugar de abonarlo directamente al vendedor. El dinero no se traspasa a la cuenta del vendedor hasta que el producto o servicio llegue correctamente al comprador.

Las cuentas escrow son la ideales tanto para vendedores particulares como para empresas, ya que se asegura el cobro y se evitan cambios de última hora. El precio pactado en un principio ya estaría depositado en la cuenta escrow y no puede variar. Por otro lado, el comprador sabe que si no recibe aquello por lo que ha pagado, su dinero se le devolverá.

Para proceder con este tipo de cuentas es necesario firmar un contrato escrow. El contrato escrow es un método ágil que tiene varias aplicaciones posibles y es una de las 8 mejores formas de pago de la actualidad.

¿Encontró su respuesta?