Una de las recientes novedades de la Declaración de la Renta (Vigente desde la presentación del 2019) es la incorporación de un paso previo que obliga a todos los declarantes a ratificar el domicilio fiscal antes de empezar a realizar la declaración. Es decir, debes de indicar cual es tu dirección actual, con independencia de que luego indiques donde residiste en el año del que vas a hacer la declaración.
Es importante destacar que la ratificación del domicilio de los contribuyentes es un paso previo OBLIGATORIO para poder realizar la presentación de las declaraciones o la consulta de los datos fiscales del declarante. Hacienda pide ratificar la dirección fiscal a todos los contribuyentes para poder ponerse en contacto (por carta) para cualquier notificación.
Esto significa que cuando accedes por primera vez a los servicios de la renta para realizar la declaración debes revisar y confirmar los datos del domicilio antes de acceder al trámite correspondiente. Una vez realizado este proceso no será necesario volver a realizarlo para continuar con los tramites fiscales que desees hacer.

¿Encontró su respuesta?