Una persona física que es residente fiscal en España, será contribuyente por el IRPF y deberá tributar en España por su renta mundial, es decir, deberá declarar en España las rentas que obtenga en cualquier parte del mundo, sin perjuicio de lo que se disponga en el Convenio para evitar la doble imposición internacional.

El rescate de un plan de pensiones constituye un rendimiento del trabajo, y debe ser objeto de integración en la base imponible general en el IRPF del perceptor.

En cuanto a la reducción del 40%, existe un régimen transitorio que, entre otros, señala que la reducción es de aplicación a las prestaciones percibidas en el ejercicio en el que acaezca la contingencia correspondiente, o en los 2 ejercicios siguientes.

La reducción solamente es de aplicación al rescate de las aportaciones realizadas hasta el 31/12/2006.

¿Encontró su respuesta?