Según dónde esté tu vivienda, podrás deducirte una de las siguientes cantidades siempre y cuando no pagues el alquiler en efectivo:
1. El 10% de lo pagado por tu alquiler con un límite de 455€.
2. El 15% si vives en un concejo con menos de 3.000 habitantes, con el límite de 606€.
3. El 20% de lo pagado, con el límite de 700€, si resides en una zona rural en riesgo de despoblación.

¡Puedes estar tranquilo! TaxDown se encargará de preguntarte en qué zona resides para detectar cuánto te puedes deducir.

Además, tu base imponible no debe superar los 25.009€ y el importe pagado por el alquiler debe exceder el 10% de tu base imponible. No te preocupes, este requisito económico TaxDown se encarga de verificarlo.

Por último, tu alquiler tiene que ser para vivienda habitual y no de temporada.

¿Encontró su respuesta?