Si tienes acreditada por el organismo público correspondiente una discapacidad por tu parte o la de tus descendientes superior al 33%, tendrás derecho a ella.

La deducción será de 80€ si tienes discapacidad física o sensorial superior al 33%, de 150€ si es ese mismo porcentaje de tipo psíquico o si es física superior al 65%.

Para ello, debes poder acreditar tu grado de discapacidad.

Además, la base imponible no debe superar los 12.500€, pero no te preocupes, TaxDown se encarga de verificar estos datos por ti.

¿Encontró su respuesta?