Si las dos personas tienen el mismo grado de parentesco, se prorratea (si sois dos hermanas y cuidáis de vuestra madre, cada una cumpliendo con los requisitos podríais aplicaros 75€).

Ahora bien, si cuidáis de tu madre tu hija y tú, la que tendrá derecho a aplicarse la deducción serás tú ya que tienes un grado de parentesco más cercano.

¿Encontró su respuesta?