En el caso de préstamos realizados por personas físicas, y en conformidad con la ley, la operación se debe calificar como rendimiento de capital mobiliario. Es decir, los intereses que te paguen por haber prestado dinero los tienes que incluir en tu declaración, como si fuese el interés que te da una cuenta bancaria.

Puede que la entidad a través de la que realices esta operación tenga obligación de reportar los intereses obtenidos a hacienda y aparezca en tu información fiscal, pero si no fuese así, tendrás que introducirlo en TaxDown en 'otros productos financieros', imposición de capitales, y ahí introducirás el nombre, el rendimiento que has obtenido y, si has tenido retención, la retención.

¿Encontró su respuesta?